Augusto Pinochet Ugarte

Keywords: Augusto Pinochet Ugarte, 10 de marzo, 10 de septiembre, 11 de marzo, 11 de mayo, 11 de septiembre, 14 de diciembre, 15 de abril, 17 de diciembre

Augusto Pinochet Ugarte
Imagen no existente
Apinochet.jpg
Image:Apinochet.jpg

Inicio de su mandato: 11 de septiembre de 1973
Termino de su mandato: 11 de marzo de 1990
Antecesor: Salvador Allende
Sucesor: Patricio Aylwin
Fecha de nacimiento: 25 de noviembre de 1915
Lugar de Nacimiento: Valparaíso, Chile
Cónyuge: María Lucía Hiriart Rodríguez
Profesión: Militar
Partido político: Apolítico

El General Augusto José Ramón Pinochet Ugarte (nacido en Valparaíso, Chile el 25 de noviembre de 1915), dictador de la República de Chile durante 17 años, primero como Presidente de la Junta Militar de Gobierno (desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el 10 de marzo de 1981) titulo que le convertia ademas desde junio de 1974 en Jefe Supremo de la Nación, titulo cambiado en diciembre por Presidente de la República, y luego como Presidente de la República segun la constitucion de 1980, hasta el 11 de marzo de 1990.

Fue hijo de Augusto Pinochet Vera y Avelina Ugarte Martínez. Realizo sus estudios en su ciudad natal, primero en el Seminario San Rafael, en el Instituto de Quillota, en el Colegio de los Padres Franceses y finalmente en la Escuela Militar. Su ingreso a esta institución no le fue fácil, lo rechazaron dos veces, la primera por su corta edad y en la segunda por no cumplir con los requisitos mínimos. A pesar de no tener ancestros militares, su vocación lo llevo a postular por tercera vez, siendo finalmente admitido e ingresando el 11 de marzo de 1933 . Contaba con 17 años.

El curso de su ascendente carrera tuvo diferentes destinaciones. Como alférez estuvo en Concepción, y recién ascendido a Capitán, fue destinado a Iquique por un período prolongado. Viajó a Ecuador en una misión militar que tenía por objetivo organizar la Academia de Guerra de aquel país. Al volver a Chile, después de tres años de permanencia, Ecuador entregó al mayor Pinochet y los demás integrantes de la misión la condecoración Abdón Calderón.

Tras una destacada carrera en el arma de Infantería del Ejército, alcanzó el grado de general de Brigada y se desempeñó como Comandante en Jefe de la Sexta División. En 1970 fue promovido a general de División.

Tabla de contenidos

Pinochet, Prats y Allende

Tras el asesinato del comandante Rene Schneider por sectores vinculados a la CIA, el general Carlos Prats fue designado al mando de la comandancia en jefe del ejercito. Con Carlos Prats, Pinochet llegaría a establecer una relación muy cercana. Prats le consideraba un soldado ciento por ciento, apolítico y profesional, por lo que fue uno de sus mas cercanos colaboradores, siendo considerado por varios generales como el “segundo” de Prats.

La oposición financiada por la CIA al gobierno de la Unidad Popular, más los propios desaciertos de este, condujeron a una extrema polarización política de la sociedad, llegando a su punto culmine en 1973. Prats apoyaba la legalidad constitucional, y por lo tanto sostenía al gobierno de Salvador Allende. Pero esa opinión no era compartida por muchos militares, desarrollándose el 29 de junio, el llamado “tanquetazo”, protagonizado por el regimiento blindado N° 2, al mando del Coronel Roberto Souper, intento de sublevación que fue sofocado por Prats y sus Generales mas cercanos, Pickering, Sepúlveda y Pinochet.

Pero el destino le aguardaba una triste salida al general Prats. El 21 de agosto, una manifestación de esposas de generales se inició frente a su casa, a la que llegaron también varios oficiales de civil a protestar contra él. Le tiran insultos y piedras, y al deshacer la manifestación carabineros, esta se vuelve a organizar. Llegan al lugar Augusto Pinochet , Allende y sus ministros. Todos son abucheados. Deprimido y desilusionado, pide, primero por intermedio de Pinochet, luego directamente, que los generales reafirmaran su lealtad hacia él; como sólo unos pocos lo hicieron, resolvió renunciar a la comandancia en jefe.

Para su sucesión, el comandante le recomienda al presidente a Pinochet, decisión que fue aceptada por el mandatario.

El día 23, a las 17.00 horas, se reúnen Allende, Prats y Pinochet en la Moneda. Al finalizar la reunión se produce el siguiente dialogo:

Allende: General, yo creo que usted es la persona que debe seguir en el puesto del general Prats.

Pinochet: Presidente, mucho se lo agradezco, pero creo que el general debe continuar.

Allende: El general esta muy cansado y debe recuperarse; después le daremos otro cargo.
Pinochet: Le agradezco presidente, pero en estos momentos es fundamental tener amplias atribuciones de mando en la institución.
Allende: Lógico general, usted las tiene.

Y así, Augusto Pinochet sale de la Moneda ungido como el nuevo comandante en jefe del ejercito.

Para esa fecha, varios miembros de las fuerzas armadas preparaban un golpe de Estado. Los lideres del movimiento: el comandante de la fuerza Aérea Gustavo Leigh, y el vicealmirante José Toribio Merino, este ultimo amigo de la infancia de Pinochet.

El golpe tenia como base los “planes de contrainsurgencia”, para el caso de que una subversión sobrepasase a las fuerzas de orden (carabineros). Este plan consistía en que el país estaba dividido en diferentes secciones, y para cada una se establecía un plan para actuar contra la posible insurgencia. Este plan seria la base prima para los golpistas, que solo tuvieron que adaptarlo a las nuevas circunstancias. thumb|right|175px|Augusto Pinochet en 1973 El problema central en el momento era el ejercito, pues si bien la mayoría de los generales prestaban su apoyo, el “tanquetazo” demostró que era necesario el apoyo del comandante en jefe del ejercito, y nadie sabia con certeza, cual era el pensamiento de Pinochet, pues jamás se le había visto inclinación política (excepto el anticomunismo, pero eso ya era una tradición en las fuerzas armadas y no significaba nada en propiedad)

El día viernes 7 de septiembre los generales fijan el día D, el 11 de septiembre, y la hora H(6.30 en Valparaíso y 8.30 el resto del país).

El sábado se envía al general Arellano a hablar con Pinochet, le explica la situación y le dice que va a haber golpe va con o sin su apoyo, a lo que Pinochet responde: “¡Yo no soy marxista, mierda!” y golpea el sillón en que estaba sentado.

El general Arellano interpreta su gesto como apoyo al golpe, y se lo comunica a Leigh y a Merino, mas todavía no hay nada claro con Pinochet.

El domingo en la mañana Allende se reúne con el comandante en jefe y otros generales. Allí les explica que pretende anunciar un plebiscito para salir de la situación.

Seria la ultima vez que se verían los dos protagonistas del golpe. Pasada la tarde, Leigh visita a Pinochet, quien (según el testimonio de Leigh) todavía vacilaba. Llegaron a la casa de Pinochet el contralmirante Sergio Huidobro y el capitán Ariel Gonzáles, venían para saber la posición del ejercito.

Huidobro saco un papel firmado por Merino que ratificaba el día D y la hora H, dirigiéndose a “Augusto” y “Gustavo”.

“Los saluda con esperanzas de comprensión. J.T. Merino.”

Y al reverso:

“Gustavo: es la ultima oportunidad. J.T.”
“Augusto: Si no pones toda la fuerza en santiago desde el primer momento, no viviremos para ver el futuro. Pepe”

Leigh y Pinochet firmaron el documento. El comandante en jefe del ejercito se acababa de plegar al golpe, la suerte estaba echada.

El 11 de septiembre

El dia 10 Pinochet manda a su esposa y a sus hijos mas pequeños a la Escuela de Alta Montaña, en Río Blanco, Los Andes, que es dirigida por uno de los amigos de Pinochet. Despues regresa a su casa solitaria, pasando la que el dice fue la noche mas larga de su vida.

Pinochet llega a las 7.40 del dia 11 de septiembre (al que años despues llamaria, el dia descicivo) al Comando de Telecomunicaciones del Ejercito en el que se mantendria por el resto del golpe, poco retrasado en la hora, preocupando a mas de alguno. Se organizan las redes de comunicaciones con las demás ramas de las Fuerzas Armadas, especialmente con Leigh, que se encuentra en la Academia de Guerra Aérea, y con Patricio Carvajal, que será el coordinador de todo el golpe.

Durante este acontecimiento Pinochet demuestra una faceta de su personalidad quien o había demostrado antes públicamente, es autoritario, y con un don de mando avasallador. Durante las trasmisiones, que fueron gravadas por radioaficionados, se observa de que avasalla a Carvajal y a Leigh, a pesar de que fue este ultimo uno de los planeadores iniciales del golpe, y Pinochet fue el ultimo en unirse. Para citar ejemplos, tanto Carvajal como Leigh pretenden apresar a Allende, pero Pinochet es enfático, lo quiere sacar inmediatamente del país, en medio de burlas ( “Se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país. Pero el avión se cae, viejo, cuando vaya volando” ), pero la intencion es real. Retrasa el bombardeo a la Moneda, para sacar a las mujeres, en contra de lo que deseaba el general del aire.

No acepta retrasos ni dilataciones "Rendición incondicional, Rendición incondicional”, le escucharía varias veces Carvajal.

Finalmente la Moneda cae por los bombardeos y los incendios, y Salvador Allende se suicida con la ametralladora que le regalo Fidel Castro. El epitafio que le dedica Pinochet demuestra la dureza del ultimo: “Que lo metan en un cajón y lo embarquen en un avión, viejo, junto con la familia. Que el entierro lo hagan en otra parte, en Cuba. Si no, va a haber más pelota p'al entierro.¡ Si éste hasta para morir tuvo problemas!”

Los cuatro comandantes en jefe de las fuerzas armadas se reúnen y abrazan por vez primera a las 18 horas en la Escuela Militar, realizando el juramento de rigor. Sse iniciaban 17 años de gobierno militar.

Cuando Pinochet fortaleció su posición, se empezó a dar una versión diferente de los hechos que aquí se narran, de que él habría abría planeado el golpe desde antes de que fuera comandante en jefe, y que fue él el que manejo todo el asunto. Posteriormente reafirmaría esta postura en el libro-entrevista “El Día Decisivo” y en sus memorias “Camino recorrido”, pero su versión de los hechos a sido negado por la gran mayoría de los historiadores, incluso adeptos, pues no cuaja con los hechos, y por los testimonios de Leigh, Merino, Arellano, Bonilla y varios mas que participaron en la planificación del golpe. Un así existen incondicionales que siguen creyendo al pie de la letra la versión de Pinochet.

Dictadura

Articulo principal Régimen Militar (Chile)

Pinochet, en su calidad de presidente de la Junta Militar de Gobierno (formada por él mismo en calidad de Comandante en Jefe del Ejército; por el Almirante José Toribio Merino, Comandante en Jefe de la Armada; por el General del Aire Gustavo Leigh, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea y por el General de Carabineros César Mendoza) asumió el poder. A partir de órdenes dictadas a través de cadena nacional de radio y televisión proscribió los partidos políticos, disolvió el Congreso, restringió los derechos civiles y políticos y ordenó la detención de los máximos líderes de la Unidad Popular. Pinochet fue nombrado Presidente por los demás integrantes de la Junta de Gobierno el 17 de diciembre de 1974

Imagen no existente
Junta_militar.JPG
La Junta Militar, Augusto Pinochet, Gustavo Leigh, José Toribio Merino y César Mendoza

A diferencia de la mayor parte de las naciones latinoamericanas, antes del golpe de estado de 1973 Chile había tenido una larga tradición de civilidad democrática y apego al estado de derecho. Las intervenciones militar en asuntos de política eran muy escasas (por ejemplo, el llamado ruido de sables de 1924).

Una parte de la población deseaba alguna intervención militar que terminara con los problemas causados por las políticas económicas del gobierno de Allende que buscaban favorecer a los grupos de menores ingresos. Allende había triunfado con el 36% de los votos frente al casi 35% de la coalición derechista (aunque contaría con el apoyo para su elección de la Democracia Cristiana con el 28%). Estos planes de gobierno contaron con la oposición del empresariado y los gremios, culminando en una huelga de los dueños del transporte financiada directamente por el gobierno norteamericano. La política económica del gobierno de Allende, centralmente planificada, involucraba el traspaso a manos del Estado chileno de la propiedad de muchas compañías claves, especialmente las mineras, de capitales estadounidenses. Pinochet promovió el desarrollo de un mercado menos protegido, según sus propias palabras «para hacer a Chile no una nación de proletarios, sino una nación de empresarios».

La violencia del golpe continuó durante el gobierno de Pinochet, admirador del dictador Francisco Franco (a cuyo entierro asistiría en noviembre de 1975). Una vez que alcanzó el poder gobernó con mano firme y dura. Los disidentes eran detenidos, sistematicamente torturados, asesinados o exiliados. La Comisión de Verdad y Reconciliación (conocida también como Comisión Rettig) mencionó 2.095 muertos y 1.102 "detenidos desaparecidos", otros estudios han incluido cientos más. La tortura fue también una herramienta común usada para combatir la disidencia. Cientos de miles de chilenos abandonaron el país para escapa