Augusto Pinochet Ugarte

Keywords: Augusto Pinochet Ugarte, 10 de marzo, 10 de septiembre, 11 de marzo, 11 de mayo, 11 de septiembre, 14 de diciembre, 15 de abril, 17 de diciembre

Augusto Pinochet Ugarte
Imagen no existente
Apinochet.jpg
Image:Apinochet.jpg

Inicio de su mandato: 11 de septiembre de 1973
Termino de su mandato: 11 de marzo de 1990
Antecesor: Salvador Allende
Sucesor: Patricio Aylwin
Fecha de nacimiento: 25 de noviembre de 1915
Lugar de Nacimiento: Valparaíso, Chile
Cónyuge: María Lucía Hiriart Rodríguez
Profesión: Militar
Partido político: Apolítico

El General Augusto José Ramón Pinochet Ugarte (nacido en Valparaíso, Chile el 25 de noviembre de 1915), dictador de la República de Chile durante 17 años, primero como Presidente de la Junta Militar de Gobierno (desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el 10 de marzo de 1981) titulo que le convertia ademas desde junio de 1974 en Jefe Supremo de la Nación, titulo cambiado en diciembre por Presidente de la República, y luego como Presidente de la República segun la constitucion de 1980, hasta el 11 de marzo de 1990.

Fue hijo de Augusto Pinochet Vera y Avelina Ugarte Martínez. Realizo sus estudios en su ciudad natal, primero en el Seminario San Rafael, en el Instituto de Quillota, en el Colegio de los Padres Franceses y finalmente en la Escuela Militar. Su ingreso a esta institución no le fue fácil, lo rechazaron dos veces, la primera por su corta edad y en la segunda por no cumplir con los requisitos mínimos. A pesar de no tener ancestros militares, su vocación lo llevo a postular por tercera vez, siendo finalmente admitido e ingresando el 11 de marzo de 1933 . Contaba con 17 años.

El curso de su ascendente carrera tuvo diferentes destinaciones. Como alférez estuvo en Concepción, y recién ascendido a Capitán, fue destinado a Iquique por un período prolongado. Viajó a Ecuador en una misión militar que tenía por objetivo organizar la Academia de Guerra de aquel país. Al volver a Chile, después de tres años de permanencia, Ecuador entregó al mayor Pinochet y los demás integrantes de la misión la condecoración Abdón Calderón.

Tras una destacada carrera en el arma de Infantería del Ejército, alcanzó el grado de general de Brigada y se desempeñó como Comandante en Jefe de la Sexta División. En 1970 fue promovido a general de División.

Tabla de contenidos

Pinochet, Prats y Allende

Tras el asesinato del comandante Rene Schneider por sectores vinculados a la CIA, el general Carlos Prats fue designado al mando de la comandancia en jefe del ejercito. Con Carlos Prats, Pinochet llegaría a establecer una relación muy cercana. Prats le consideraba un soldado ciento por ciento, apolítico y profesional, por lo que fue uno de sus mas cercanos colaboradores, siendo considerado por varios generales como el “segundo” de Prats.

La oposición financiada por la CIA al gobierno de la Unidad Popular, más los propios desaciertos de este, condujeron a una extrema polarización política de la sociedad, llegando a su punto culmine en 1973. Prats apoyaba la legalidad constitucional, y por lo tanto sostenía al gobierno de Salvador Allende. Pero esa opinión no era compartida por muchos militares, desarrollándose el 29 de junio, el llamado “tanquetazo”, protagonizado por el regimiento blindado N° 2, al mando del Coronel Roberto Souper, intento de sublevación que fue sofocado por Prats y sus Generales mas cercanos, Pickering, Sepúlveda y Pinochet.

Pero el destino le aguardaba una triste salida al general Prats. El 21 de agosto, una manifestación de esposas de generales se inició frente a su casa, a la que llegaron también varios oficiales de civil a protestar contra él. Le tiran insultos y piedras, y al deshacer la manifestación carabineros, esta se vuelve a organizar. Llegan al lugar Augusto Pinochet , Allende y sus ministros. Todos son abucheados. Deprimido y desilusionado, pide, primero por intermedio de Pinochet, luego directamente, que los generales reafirmaran su lealtad hacia él; como sólo unos pocos lo hicieron, resolvió renunciar a la comandancia en jefe.

Para su sucesión, el comandante le recomienda al presidente a Pinochet, decisión que fue aceptada por el mandatario.

El día 23, a las 17.00 horas, se reúnen Allende, Prats y Pinochet en la Moneda. Al finalizar la reunión se produce el siguiente dialogo:

Allende: General, yo creo que usted es la persona que debe seguir en el puesto del general Prats.

Pinochet: Presidente, mucho se lo agradezco, pero creo que el general debe continuar.

Allende: El general esta muy cansado y debe recuperarse; después le daremos otro cargo.
Pinochet: Le agradezco presidente, pero en estos momentos es fundamental tener amplias atribuciones de mando en la institución.
Allende: Lógico general, usted las tiene.

Y así, Augusto Pinochet sale de la Moneda ungido como el nuevo comandante en jefe del ejercito.

Para esa fecha, varios miembros de las fuerzas armadas preparaban un golpe de Estado. Los lideres del movimiento: el comandante de la fuerza Aérea Gustavo Leigh, y el vicealmirante José Toribio Merino, este ultimo amigo de la infancia de Pinochet.

El golpe tenia como base los “planes de contrainsurgencia”, para el caso de que una subversión sobrepasase a las fuerzas de orden (carabineros). Este plan consistía en que el país estaba dividido en diferentes secciones, y para cada una se establecía un plan para actuar contra la posible insurgencia. Este plan seria la base prima para los golpistas, que solo tuvieron que adaptarlo a las nuevas circunstancias. thumb|right|175px|Augusto Pinochet en 1973 El problema central en el momento era el ejercito, pues si bien la mayoría de los generales prestaban su apoyo, el “tanquetazo” demostró que era necesario el apoyo del comandante en jefe del ejercito, y nadie sabia con certeza, cual era el pensamiento de Pinochet, pues jamás se le había visto inclinación política (excepto el anticomunismo, pero eso ya era una tradición en las fuerzas armadas y no significaba nada en propiedad)

El día viernes 7 de septiembre los generales fijan el día D, el 11 de septiembre, y la hora H(6.30 en Valparaíso y 8.30 el resto del país).

El sábado se envía al general Arellano a hablar con Pinochet, le explica la situación y le dice que va a haber golpe va con o sin su apoyo, a lo que Pinochet responde: “¡Yo no soy marxista, mierda!” y golpea el sillón en que estaba sentado.

El general Arellano interpreta su gesto como apoyo al golpe, y se lo comunica a Leigh y a Merino, mas todavía no hay nada claro con Pinochet.

El domingo en la mañana Allende se reúne con el comandante en jefe y otros generales. Allí les explica que pretende anunciar un plebiscito para salir de la situación.

Seria la ultima vez que se verían los dos protagonistas del golpe. Pasada la tarde, Leigh visita a Pinochet, quien (según el testimonio de Leigh) todavía vacilaba. Llegaron a la casa de Pinochet el contralmirante Sergio Huidobro y el capitán Ariel Gonzáles, venían para saber la posición del ejercito.

Huidobro saco un papel firmado por Merino que ratificaba el día D y la hora H, dirigiéndose a “Augusto” y “Gustavo”.

“Los saluda con esperanzas de comprensión. J.T. Merino.”

Y al reverso:

“Gustavo: es la ultima oportunidad. J.T.”
“Augusto: Si no pones toda la fuerza en santiago desde el primer momento, no viviremos para ver el futuro. Pepe”

Leigh y Pinochet firmaron el documento. El comandante en jefe del ejercito se acababa de plegar al golpe, la suerte estaba echada.

El 11 de septiembre

El dia 10 Pinochet manda a su esposa y a sus hijos mas pequeños a la Escuela de Alta Montaña, en Río Blanco, Los Andes, que es dirigida por uno de los amigos de Pinochet. Despues regresa a su casa solitaria, pasando la que el dice fue la noche mas larga de su vida.

Pinochet llega a las 7.40 del dia 11 de septiembre (al que años despues llamaria, el dia descicivo) al Comando de Telecomunicaciones del Ejercito en el que se mantendria por el resto del golpe, poco retrasado en la hora, preocupando a mas de alguno. Se organizan las redes de comunicaciones con las demás ramas de las Fuerzas Armadas, especialmente con Leigh, que se encuentra en la Academia de Guerra Aérea, y con Patricio Carvajal, que será el coordinador de todo el golpe.

Durante este acontecimiento Pinochet demuestra una faceta de su personalidad quien o había demostrado antes públicamente, es autoritario, y con un don de mando avasallador. Durante las trasmisiones, que fueron gravadas por radioaficionados, se observa de que avasalla a Carvajal y a Leigh, a pesar de que fue este ultimo uno de los planeadores iniciales del golpe, y Pinochet fue el ultimo en unirse. Para citar ejemplos, tanto Carvajal como Leigh pretenden apresar a Allende, pero Pinochet es enfático, lo quiere sacar inmediatamente del país, en medio de burlas ( “Se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país. Pero el avión se cae, viejo, cuando vaya volando” ), pero la intencion es real. Retrasa el bombardeo a la Moneda, para sacar a las mujeres, en contra de lo que deseaba el general del aire.

No acepta retrasos ni dilataciones "Rendición incondicional, Rendición incondicional”, le escucharía varias veces Carvajal.

Finalmente la Moneda cae por los bombardeos y los incendios, y Salvador Allende se suicida con la ametralladora que le regalo Fidel Castro. El epitafio que le dedica Pinochet demuestra la dureza del ultimo: “Que lo metan en un cajón y lo embarquen en un avión, viejo, junto con la familia. Que el entierro lo hagan en otra parte, en Cuba. Si no, va a haber más pelota p'al entierro.¡ Si éste hasta para morir tuvo problemas!”

Los cuatro comandantes en jefe de las fuerzas armadas se reúnen y abrazan por vez primera a las 18 horas en la Escuela Militar, realizando el juramento de rigor. Sse iniciaban 17 años de gobierno militar.

Cuando Pinochet fortaleció su posición, se empezó a dar una versión diferente de los hechos que aquí se narran, de que él habría abría planeado el golpe desde antes de que fuera comandante en jefe, y que fue él el que manejo todo el asunto. Posteriormente reafirmaría esta postura en el libro-entrevista “El Día Decisivo” y en sus memorias “Camino recorrido”, pero su versión de los hechos a sido negado por la gran mayoría de los historiadores, incluso adeptos, pues no cuaja con los hechos, y por los testimonios de Leigh, Merino, Arellano, Bonilla y varios mas que participaron en la planificación del golpe. Un así existen incondicionales que siguen creyendo al pie de la letra la versión de Pinochet.

Dictadura

Articulo principal Régimen Militar (Chile)

Pinochet, en su calidad de presidente de la Junta Militar de Gobierno (formada por él mismo en calidad de Comandante en Jefe del Ejército; por el Almirante José Toribio Merino, Comandante en Jefe de la Armada; por el General del Aire Gustavo Leigh, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea y por el General de Carabineros César Mendoza) asumió el poder. A partir de órdenes dictadas a través de cadena nacional de radio y televisión proscribió los partidos políticos, disolvió el Congreso, restringió los derechos civiles y políticos y ordenó la detención de los máximos líderes de la Unidad Popular. Pinochet fue nombrado Presidente por los demás integrantes de la Junta de Gobierno el 17 de diciembre de 1974

Imagen no existente
Junta_militar.JPG
La Junta Militar, Augusto Pinochet, Gustavo Leigh, José Toribio Merino y César Mendoza

A diferencia de la mayor parte de las naciones latinoamericanas, antes del golpe de estado de 1973 Chile había tenido una larga tradición de civilidad democrática y apego al estado de derecho. Las intervenciones militar en asuntos de política eran muy escasas (por ejemplo, el llamado ruido de sables de 1924).

Una parte de la población deseaba alguna intervención militar que terminara con los problemas causados por las políticas económicas del gobierno de Allende que buscaban favorecer a los grupos de menores ingresos. Allende había triunfado con el 36% de los votos frente al casi 35% de la coalición derechista (aunque contaría con el apoyo para su elección de la Democracia Cristiana con el 28%). Estos planes de gobierno contaron con la oposición del empresariado y los gremios, culminando en una huelga de los dueños del transporte financiada directamente por el gobierno norteamericano. La política económica del gobierno de Allende, centralmente planificada, involucraba el traspaso a manos del Estado chileno de la propiedad de muchas compañías claves, especialmente las mineras, de capitales estadounidenses. Pinochet promovió el desarrollo de un mercado menos protegido, según sus propias palabras «para hacer a Chile no una nación de proletarios, sino una nación de empresarios».

La violencia del golpe continuó durante el gobierno de Pinochet, admirador del dictador Francisco Franco (a cuyo entierro asistiría en noviembre de 1975). Una vez que alcanzó el poder gobernó con mano firme y dura. Los disidentes eran detenidos, sistematicamente torturados, asesinados o exiliados. La Comisión de Verdad y Reconciliación (conocida también como Comisión Rettig) mencionó 2.095 muertos y 1.102 "detenidos desaparecidos", otros estudios han incluido cientos más. La tortura fue también una herramienta común usada para combatir la disidencia. Cientos de miles de chilenos abandonaron el país para escapar del régimen, en 1994 todavía permanecían sobre 700.000 personas según la Oficina Nacional del Retorno.

La policía secreta, la Dirección de Inteligencia Nacional (1974-1977), fue otra de las herramientas de la dictadura. Asesinaron al general Prats el 30 de septiembre de 1974 en Buenos Aires o el anterior ministro de Exteriores Orlando Letelier, el 21 de septiembre de 1976 en Washington, agriando las relaciones con el presidente estadounidense Jimmy Carter. También se organizaría la conocida como Operación Condor, un plan para la cooperación mutua entre organismos de espionaje de diferentes dictaduras militares de Latinoamérica, para de esta forma continuar persiguiendo y asesinando a exiliados en Argentina o Paraguay.

Paralelamente a la represión política, existieron profundas reformas económicas cuyo inicial éxito llevó a hablar de un "milagro económico chileno", eliminándose el grave problema de la hiperinflación. Para formular su política de estabilización económica, Pinochet confió en los llamados Chicago boys, economistas neoliberales entrenados en la Universidad de Chicago, fuertemente influenciados por las políticas monetarias de Milton Friedman. Una de sus mayores consecuencias fue un brusco deterioro social, las clases medias y bajas se empobrecieron tras un progresivo descenso de su poder adquisitivo.


En los años 1980, con el rápido deterioro de la economía, uno de los pilares del Gobierno Militar, se suceden constantes protestas y manifestaciones organizadas por la oposición y movimientos laborales, provocando violentas contrarreacciones de las fuerzas de seguridad.

El 21 de octubre de 1980, tras un plebiscito realizado un mes antes, se aprobó por amplia mayoría una nueva Constitución elaborada por una Comisión nombrada por la misma Junta de Gobierno. Entre las disposiciones transitorias de la nueva carta fundamental, se prolonga el período presidencial de Augusto Pinochet por otros ocho años, a partir del 11 de marzo del año siguiente.

El 11 de mayo de 1983, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) preside la primera protesta nacional, y el 22 de agosto se organiza el primer frente de oposición multipartidista que engloban a todo un arco político a excepción de los extremos, la Alianza Democrática.

En 1984 suspenden la construcción de la nueva residencia de Augusto Pinochet, una construcción de tres pisos con bunkers subterráneos y de un costo aproximado de 12 millones de dólares construida sobre terrenos expropiados. Ese mismo año, el editor de un diario es asesinado al mostrar intención de publicar unos escandalosos documentos sobre asuntos turbios de Pinochet. También a la vez desaparece la documentación.

En 1985 la oposición democrática adopta el Acuerdo Nacional para la Transición de la Plena Democracia. En septiembre de 1986 Pinochet sufrió un fallido intento de asesinato de parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), ideológicamente conectado con el proscrito Partido Comunista de Chile. Pinochet sólo sufrió heridas leves, pero fallecieron dos guardaespaldas y cuatro resultaron gravemente heridos en el atentado terrorista. Nunca se supo de los terroristas que intentaron asesinarlo, apesar que se dice que emigraron a Argentina como turistas. Recientemente fue capturado por policía argentina y chilena la cabeza de este movimiento, Apablaza, el cual aún se tramita su extradición para que sea juzgado por la Justicia Chilena.

De acuerdo a las disposiciones transitorias de la Constitución de 1980, un plebiscito debía ser llevado a cabo en 1988. Pinochet fue oficialmente designado por la Junta Militar como candidato único a la Presidencia para el plebiscito que se llevaría a cabo el 5 de octubre de ese año, por el que se proponía su mantenimiento en el poder desde 1989 hasta diciembre de 1997, es decir, por un nuevo período de ocho años.

La apuesta de Pinochet se basaba en un control total de los medios de comunicación, inexistencia de registros electorales (que habían sido destruidos en 1973) y el miedo de la población a manifestarse contra él. Sin embargo una oposición sorprendentemente organizada logró reconstruir los registros electorales y aprovechar al máximo en forma muy inteligente los escasos minutos de TV que le fueron concedidos (que se conoció como la franja). Cada noche millones de chilenos se agolpaban frente a la TV a ver con asombro que era posible hablar en contra del férreo régimen de Pinochet.

El día de la votación una extensa red de apoderados vigiló lo que sucedía en cada mesa de votación y los dirigentes opositores instalaron un completo sistema de conteo de votos paralelo al oficial. A tempranas horas de la tarde ya se sabía que Pinochet había sido derrotado pero Televisión Nacional (Chile) no entregó información alguna hasta la madrugada en que finalmente reconoció la derrota.

Los resultados oficiales de la consulta arrojaron un 52,2% de votos a favor de la opción No frente al 47% de la opción , tras lo cual, se llamó a la primeras elecciones democráticas desde el golpe de estado, el 14 de diciembre de 1989, en las que resultó elegido el demócrata-cristiano Patricio Aylwin al frente de una amplia coalición opositora, llamada Concertación de Partidos por la Democracia.

Con la atención del mundo centrada en el especial caso chileno de transición pacífica a la democracia, Pinochet entregó la presidencia de la nación a Aylwin el 11 de marzo de 1990, aunque siguió en el puesto de Comandante en Jefe del Ejército hasta marzo de 1998, fecha en la que pasó a retiro.

El ocaso

El día 11 de marzo de 1990, Augusto Pinochet, sereno pero mas colorado de lo normal, hace entrega en le congreso pleno de la piocha de O’Higgins al nuevo mandatario. Entro con un traje azul marino a la ceremonia, pero se retira y vuelve de blanco para presentarse como el comandante en jefe del ejercito. Según las disposiciones transitorias de la constitución, Pinochet debería de seguir ocho años mas en el puesto de comandante en jefe del ejercito, en caso que perdiera el plebiscito. Aylwin lo insto a que renunciara, pero no le izo caso.

¿Porque se quedo Pinochet como comandante en jefe?, sus opositores dicen que es solo para mantener vivo una parte de su poder, en cambio el dice “Para estar con mi gente y protegerla en cualquier momento y de cualquier cosa que pudiera suceder... Yo tengo en el ejercito muchas personas que pueden ser vejadas... Así el que entra al tribunal no solo vejan desde el comienzo, sino que el único objetivo es sacarle mas y mas fotos, aunque sea inocente... Muchas veces los llaman solo para decir que fulano de tal fue llamado ¡nada mas que para eso!” (declaraciones a Raquel Correa y Elizabeth Subercaseaux en el libro entrevista "Ego Sum Pinochet")

Pero si este era su objetivo no podría decir que lo consiguió.

Aylwin, a pesar de la opinión de muchos en contra, decidió abordar el tema de los Derechos Humanos, encargándole un informe sobre la situación a una comisión de personas cuya integridad no cupiera duda. La presidio Raúl Rettig, entejando el informe en febrero de 1991. El informe Rettig, como se le llamo, detallo caso a caso 1.151 muertes, y 979 detenidos desaparecidos. El impacto de el informe en la sociedad fue muy fuerte, lo que preparo el ambiente para el inicio de los juicios por estos crímenes.

Existía la ley de amnistía, para todos los crímenes políticos cometidos antes de 1978, por lo que la corte suprema amnistiaba inmediatamente a militar que pasase por allí acusado de estos delitos, sin investigar. El presidente insto a la suprema a una nueva formula (la llamada doctrina Aylwin) de que debía investigarse primeros los hechos ocurridos, y después correspondía aplicar la amnistía. la suprema no lo izo, por el momento, pero si lo harían varios jueces y la corte de apelaciones, empezando lo que Pinochet temía el “desfile”.

La cortes suprema marco un precedente el año 1992, por los casos de detenidos desaparecidos. Se aplicaría en estos casos la figura del “secuestro permanente”, delito que continua en el tiempo y por lo tanto inamnistiable, siendo la única causa para conceder el perdón el encuentro de los cadáveres. Así, se empezó a tramitar juicios contra militares en retiros de la DINA.

Ente todos los casos, el mas emblemático fue el de Manuel Contreras, el antiguo jefe del organismo de inteligencia, el cual estaba siendo procesado por el crimen de Orlando Letelier en Washington, que la amnistía explícitamente no incluía. Se le condeno, junto a su segundo el general (R) Pedro Espinoza, a 7 y 6 años de condena, respectivamente, en noviembre de 1993. Le corresponderla a Frei seguir el juicio de Contreras y su resistencia al arresto.

Aparte de los temas de los juicios, las relaciones ente el gobierno y Pinochet serian tirantes y difíciles. Para empezar, Pinochet odiaba a el ministro de Defensa, Patricio Rojas, que en varias oportunidades lo insto a renunciar a su puesto de comandante, evitando lo mas posible establecer contacto con él, prefiriendo tocar los temas graves directamente con el residente, sin siquiera consultarles, la antipatía entre los dos era mutua, y ya se vera mas adelante la demostración mas nítida de esto. En cambio Pinochet se movilizaba bien en el gobierno por medio de Enrique Correa Ríos, secretario general de gobierno, al tal grado que Pinochet dijo que si lo hubiera conocido durante su mandato lo tendría en el mismo puesto donde estaba.

Las causas de la antipatía, además del tema de la renuncia eran los de los ascensos de los generales, pues el gobierno decidió tratar de sacar del ejercito a los individuos mas involucrados con el régimen anterior. De esta forma se seleccionaba también a las cinco primeras antigüedades del ejercito, entre las que se nombraría al sucesor de Pinochet.

Pero la crisis llegaría por otro lado, por el tema de los “pinocheques”.

Los ejercicios de enlace

El año 1988, se realizo una transacción comercial entre la sociedad anónima P.S.P. (Proyectos integrados de Producción) y el ejercito por medio del CMI (Comando de industria Militar e Ingeniería), que poseía antes el 49% de las acciones. La sociedad era productora de armas , pero hacia años que no estaba en funcionamiento, siendo virtualmente un empresa de papel. La transacción comercial consistió en la compra del 51% réstate de las accione de parte del ejercito, por un valor cercano a los 3 millones de dólares. Se pagaron en cheques nominativos, al nombre de Augusto Pinochet Hiriart. El memoramdum del ejercito decía que el 43% de las acciones correspondían a Augusto hijo, el que negaba los cargos, pues aseguraba se había separado de la firma años atrás. Por estos motivos este suceso se conoció popularmente con el nombre de los pinocheques.

Fotocopias de los cheques llegaron al gobierno, pasando por las manos de Rojas, quien vería en este escándalo una forma de provocar la renuncia de Pinochet. Al noticia llego a la prensa y estallo un escándalo a nivel nacional, exigiéndose la creación de una comisión investigadora en el congreso.

El ministro se moviliza y se empiezan conversaciones sobre la posible renuncia de Pinochet. En algún momento parece que el general cede, Ballerino, su interlocutor con Rojas, le propone que este renuncie un año después de Aylwin. Pero le parece un plazo excesivo. En adelante las versiones discrepan, Ballerino dice y le informa a Pinochet que en la reunión siguiente Rojas le dio un ultimátum: 15 de abril de 1991 para su renuncia, a contestar en un plazo de 8 horas, lo que es negado tajantemente por el ministro.

Sea cual fuese la verdad, Pinochet reacciona y acuartela a todo el ejercito. La excusa, realizar ejercicios de seguridad, alistamiento y enlace, nunca antes usado ni escuchado.

El gobierno retrocede, y Rojas reitera que nunca hubo ningún ultimátum. La comisión investigadora, después de largos meses solo llega a conclusiones ambiguas, y declara que no existe ninguna responsabilidad del comandante en jefe. Pero el caso de los Pinocheques aun no concluía.

El Boinazo

La paralización de el caso pinocheques duro hasta 1993. Ese año, el consejo de defensa del estado decide emprender una denuncia contra los culpables de este delito (se habla de delito por que el ejercito perdió 3 millones de dólares, al comprar acciones en una empresa de papel, por lo que se considera una estafa).

El presidente partió de viaje a una gira internacional, dejando a cargo a Enrique Krauss, ministro del interior, como vicepresidente. La denuncia marchaba por buen camino, sin sobresaltos, hasta que en una de las ediciones del diario La Nación (de tendencia gobernista) publico en primera plana la citación al juzgado de ocho oficiales.

Pinochet nuevamente reacciono rápidamente, convoco a los generales al edificio de Defensa, todos vistiendo ropas de combate. Tropas del ejercito vigilaban el edificio y patrullaban la zona, usando en su traje una boina negra, por lo que el movimiento que vendría a ser conocido como el “Boinazo”.

Se entablaron rápidamente las conversaciones, Ballerino nuevamente por el ejercito y Krauss y Correa (que era simpático a Pinochet) por el gobierno. El ejercito pide el fin del desfile y el reemplazo de Rojas. El ambiente te enfrió y se puso fin al asunto.

El gobierno saco al subsecretario Marcos Sánchez, molesto para la oficialidad, pero no se obtuvo nada mas. Los pinocheques seguirían congelados, hasta que Eduardo Frei Ruiz-Tagle decidió terminar con el asunto instando al consejo de defensa del estado a no proseguir el asunto, aduciendo razones de estado.

Los últimos años como comandante en jefe

Durante el gobierno de Frei se continuaron los juicios a los violadores a los Derechos Humanos. Pinochet, ya cercano a los ochenta años y con varias enfermedades, se mostraba menos duro con el “desfile” de “su gente”. La suprema adopto ahora como oficial la doctrina albín , y los procesamientos por el Caso Degollados, y la Operación Albania (ambos fuera de la amnistía) avanzaban a pasos veloces, y empezaron a aparecer los primeros culpables.

El gobierno construyo una cárcel especial para ellos, Punta Peuco, sus primeros habitantes fueron Contreras y Espinoza. Pero el antiguo jefe de la DINA no estaba dispuesto a entrar a la cárcel y se refugio durante dos meses en su parcela, con guardias privados protegiéndolos día y noche, hasta que finalmente, por medio de toda una maraña de artimañas para evitar la vejación de Contreras por sus opositores, que incluía un avión y dobles, se le encerró en octubre de 1995.

Mientras el General prepara su sucesión, realizando conversaciones con el ministro de defensa Edmundo Pérez Yoma, los que si se entendieron bien, designando a Ricardo Izurieta, candidato de ambos, soldado totalmente profesional y sin relaciones con violaciones a los derechos humanos.

El 10 de marzo de 1998, un emocionado Augusto Pinochet, vestido de azul y con las cinco estrellas del ultimo capitán general, hace entrega del mando del ejercito a Ricardo Izurieta. La época del comandante en jefe había terminado.

El senador vitalicio

Al día siguiente de entregar el mando, Augusto Pinochet se dirigió a Valparaíso, para ocupar su asiento de senador vitalicio. Este puesto le correspondía según la constitución. Sus opositores, a pesar de que se llego a un acuerdo según el cual el día anterior descargarían sus molestias, se manifestaron en contra de Pinochet cuando este hizo su juramento, colocándose mascaras de calavera y colocando pancartas y fotos de los detenidos desaparecidos, además de las manifestaciones en el exterior del congreso. Se mantendría al margen de la política activa y no se le vería mucho por el hemiciclo. Su acción mas destacada durantes su periodo parlamentario fue el acuerdo con el presidente de esa cámara Andrés Zaldívar para eliminar el día 11 de septiembre como feriado legal, y reemplazarlo por el día de la unidad nacional.

Ese mismo año, en septiembre, Pinochet decide volar a Londres junto a su nieto, para realizarse una operación. Aparte de su enfermedad, Pinochet amaba los viajes, pero durante su gobierno no realizo ninguno mas desde el “filipinazo”, y Londres era para entonces su ciudad favorita.

El ejercito y el gobierno lo advirtieron de que no fuera, existían demandas contra el en el extranjero, pero no les presto atención, ya que poseía el fuero de senador de la republica. El vuelo salio el 21 de septiembre llegando el 22 a Londres. No volvería a Chile en mas de 500 días.

Londres

En España, el conocido juez Baltasar Garzón reclama su detención para juzgarlo por las muertes de españoles ocurridas en Chile. Había dicta una orden de detención contra el senador, resolución que izo llegar a Inglaterra.

Pinochet entonces se había internado en una clínica privada, London Clinic, el 8 de octubre, operándose de una hernia.

Imagen no existente
Jack_straw.JPG
Ministro del interior ingles Jack Straw

El día 16, estando en cama, le vinieron a informar de la aceptación del país al perdido de Garzón y su orden de arresto, determinado por el juez metropolitano de Londres, Nicholas Evans, todo en ingles, idioma que no entendía. La noticia se transmitió de inmediato a todo el mundo, produciéndose en el extranjero un repudio casi unánime a la figura de Pinochet, ocurriendo en Chile opiniones mas encontraras, despertando pasiones que estaban ocultas y mostrando su apoyo o repudio al general.

El gobierno recibió la noticia como un bochorno internacional para Chile, por lo que Frei, junto a sus sucesivos cancilleres José Miguel Insulza y (desde mayo de 1999) Gabriel Valdés iniciaron acciones para lograr el regreso de Pinochet. Su argumento era que los crímenes del régimen militar se habían cometido en Chile, y por lo tanto correspondía a este país juzgarlo y a nadie mas le correspondía. Esta política no fue seguida por todos los miembros de la concertación, especialmente ciertos sectores del PS y el PPD, que manifestaban su apoyo a la detención de Pinochet en Londres.

La defensa de Pinochet apelo a la decisión de arresto, pues se aducía que tenia inmunidad diplomática como ex-presidente y senador, apelación que fue recibida por un primer tribunal, que acepto la inmunidad de Pinochet.

Esta resolución fue apelada a su vez, recurriéndose a una comité judicial, integrado por cinco miembros de la Cámara de los Lores, quien invalido en noviembre la inmunidad diplomática de Pinochet. Se volvieron a desatar pasiones en pro o en contra de Pinochet en Chile, mientras que la regla general en el mundo fue de apoyo a la decisión. Entre los pocas figuras destacadas que apoyaron a Pinochet destaca Margaret Thatcher, quien revelo que Pinochet había cooperado con Inglaterra durante la Guerra de las Malvinas.

Pero se descubrió por la defensa del senador vitalicio que uno de los Lores era miembro de Amnistía internacional, que tenia un obvio interés en que se juzgara a Pinochet. Por lo tanto un nuevo comité de Lores tuvo que anular la sentencia anterior y formar un tercer comité.

Este fallaría en el 24 de marzo de 1999, reduciendo los cargos en que Pinochet, considerando fuera de inmunidad los cometidos después del 8 de diciembre de 1988. Delito cometido después de esa fecha solo había uno en demanda, el de un muchacho que se le acusaba de ladrón y que amaneció muerto en su celda. Pero pronto el ministro del interior Jack Staw consiguió mas casos, unos sesenta

Pinochet residía mientras, bajo arresto domiciliario, en un casa particular en Virginia Waters, mientras su salud se deterioraba cada vez mas, ya que tenia diabetes e hipertensión, a los que se le sumaban microinfartos cerebrales.

La salud de Pinochet empezó a preocupar a los dirigentes ingleses y españoles. Si se seguía con el proceso Pinochet podría morir en Gran Bretaña, cosa que no daba nada de bueno al gobierno laborista dirigido por Tony Blair, especialmente si se consideran la proximidad de las elecciones, y la incertidumbre de cómo el caso Pinochet las afectaría.

Los gobiernos buscaron otras soluciones, y esta se presento cuando la defensa del general presento motivo médicos para eximirlo del juicio. El ministro del interior británico Jack Straw, dictamino el 22 de diciembre que se le realizaran exámenes médicos. Se sometió el 5 de enero a exámenes neurológicos y geriátricos, que revela su deteriorado estado de salud.

Considerando el informe y la edad, Straw decidió liberar a Pinochet por razones humanitarias el 2 de marzo. Ese mismo da Pinochet regresaba a Chile, aterrizando el día 3 en Pudahuel, siendo recibido por el comandante en jefe Ricardo Izurieta, y levantándose de su silla de ruedas ,camino triunfante y saludando con el bastón en alto a la gente que venia a recibirlo. Pero ese no era el fin de las querellas contra de él. Mientras estaba en Londres, en Chile se sumaban querellas en contra de Pinochet, por delitos como la caravana de la muerte, recogiendo todas esta demandas el juez Juan Guzmán Tapia, mientras sus querellantes presentaron una solicitud de desafuero. Empezaban los juicios de Pinochet en Chile.

Los juicios en Chile

De regreso a Chile, Pinochet se encontró con que el juez Guzmán había iniciado su proceso de desafuero, por considerar que existían suficientes procesos en su contra para investigar su presunta responsabilidad en el secuestro de 18 personas, durante el viaje aéreo que realizo la una comitiva militar por el norte del país, dejando a su paso esta estela de crímenes, siendo conocida como la “Caravana de la Muerte".

El 3 de mayo pleno de la Corte de Apelaciones decidió proceder con su desafuero, por 13 votos contra 9, por lo que la defensa de Pinochet apelo a la cortes suprema, quien dictamino, por 14 votos contra 6, que el senador vitalicio había perdido su desafuero.

La defensa de Pinochet intento que se sobreseyera al general por razones medicas, de la misma forma que en el extranjero. Se decidió realizarle los exámenes, que revelaron que sufría de demencia vascular subcortical, siendo sobreseído en julio de 2002.

Después del veredicto, Pinochet renuncio a su sillón senatorial, y se retiro a la vida privada, no volviendo a realizar apariciones publicas.

Dos años después de estos sucesos, el 28 de mayo de 2004, la corte de alecciones revocó el sobreseimiento por demencia, y la suprema confirmo este fallo por 9 votos contra 8 el 26 de agosto, y lo deja en posición de ser juzgado por su eventual participación en la denominada operación cóndor. La resolución se vaso no en estimar por falsa su demencia vascular, sino porque según la nueva resolución.

A estos problemas legales se le agrega el descubrimiento por parte del senado de los EEUU, de cuentas secretas que el general tuvo durante el proceso en Londres en el banco Riggs, lo que vino a poner en tela de juicio el origen de su actual fortuna, ya que el banco Riggs a sido conocido por verse envueltos en problemas por lavado de dinero. Por estos motivos el Consejo de Defensa del Estado presento una demanda en contra de Pinochet, por evasión tributaria, causa que esa actualmente en manos del juez Sergio Muñoz.

Enlaces externos

Presidente de la Junta de Gobierno
1973-1990
Precedido por:
Salvador Allende
1970-1973
Presidente de Chile
1974-1990
Sucedido por:
Patricio Aylwin
1990-1994


Pinochet Ugarte, Augusto Pinochet Ugarte, Augusto Pinochet Ugarte, Augusto

Keywords: Augusto Pinochet Ugarte, 10 de marzo, 10 de septiembre, 11 de marzo, 11 de mayo, 11 de septiembre, 14 de diciembre, 15 de abril, 17 de diciembre